Salud mental

Salud mental: la pandemia paralela a la COVID-19

«Salud mental» las dos palabras que deberían ser Trending Topic ahora mismo en todo el país y que, sin embargo, apenas se habla de ello. ¿Por qué no se está teniendo en cuenta nuestra salud mental? ¿Esta nuestra mente peor que antes de la llegada de la COVID-19? ¿A quiénes les está afectando más?

¿Cómo detectar una mala salud mental?

En muchas ocasiones es fácil detectar una mala salud mental, pero en muchas otras no es tan sencillo. A veces, nosotros mismos podemos detectar un trastorno mental, algunas de las actuaciones más comunes son alteraciones en los pensamientos, los sentimientos o el comportamiento a la hora de relacionarnos. Algunos de los síntomas más comunes puede si notas que te cuesta mantener relaciones personales o familiares, difícil desempeño en tu trabajo o estudio y dificultad para participar en actividades importantes.

Si bien es cierto que no existe una medida exacta para determinar qué comportamientos son «normales», ya que, dependerá de las normas culturales y expectativas sociales que se tengan en el lugar. Lo que en una sociedad se considera «normal» en otra puede ser totalmente contrario.

Anuncios

¿A quienes les afecta más los trastornos mentales?

Los trastornos mentales pueden afectar a todo el mundo y a cualquier edad, si bien es cierto que en ciertas edades afectan en mayor medida. Suelen afectar, en general, en la etapa adolescente ya que, a esa edad sé es más vulnerable. Pero puede ocurrir en cualquier momento de nuestra vida, uno de cada cuatro personas sufrirá un trastorno mental, según estudios. Pueden aparecer debido a diversos factores como; situaciones de inestabilidad económica, cambios sociales, de inmigración o discriminación social, son algunos de los más comunes.

La pandemia asociada a la COVID-19 ha empeorado aún más los trastornos en nuestra sociedad. Según de la Universidad Complutense de Madrid, los jóvenes representan el entre el 35 y el 42 por cierto en cuanto a síntomas relacionados con la ansiedad y la depresión. Entre las preocupaciones de los más jóvenes se encuentra, principalmente, en el desconcierto sobre el futuro y el empleo. La baja socialización perjudica y agrava dichos trastornos, ya que, en la mayoría de ocasiones, la socialización favorece y aminora dichos síntomas.

La salud mental ha de tenerse en cuenta y esta pandemia nos ha ayudado a darnos cuenta de que España no posee un buen servicio público de asistencia psicológica. La ayuda psicológica debería ser accesible y universal en un país en el que las cifras demuestran la gravedad de la misma. Puedes firmar haciendo click aquí para pedir una atención pública de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.