Fallas de Valencia

¿Sabes por qué se queman las Fallas de Valencia?

En menos de un mes podremos volver a disfrutar de la fiesta más importante de Valencia y una de las más populares a nivel nacional. Después de varios años de pandemia, en este 2022 parece que las fiestas se asemejarán por primera vez a lo que conocíamos previamente. Aunque con ciertas medidas de precaución, los valencianos y valencianas ven este año como la vuelta a la normalidad de su fiesta más querida: las Fallas de Valencia.

Durante toda la historia de las Fallas de Valencia, miles de personas procedentes de distintos puntos de España se han trasladado a la costa mediterránea para contemplar uno de los espectáculos más bonitos e impactantes. Durante todo un año se crean verdaderas obras de arte para prenderles fuego un día señalado, tornando la ciudad en rojo. Seguro que conoces la festividad, aunque no la hayas disfrutado en primera persona; sin embargo, ¿Sabes cuál es su origen? ¿Por qué se prende fuego a las Fallas? Te lo contamos todo a continuación.

¿Qué significa la palabra “Fallas”?

El orígen del término “Falla” lo encontramos en “Fácula”. Este proviene del latín y significa algo así como antorcha o pequeña linterna. 

Anuncios

No nos resulta nada extraño, por lo tanto, que este término haya sido adoptado a lo largo de los tiempos por los y las valencianas para esta tradición. Sobre todo teniendo en cuenta que cuando se procede a la quema de las fallas, estas generan una fuente de luz enorme, que podría ser equivalente a este punto reluciente.

El origen de las Fallas de Valencia

Seguramente muchas personas se pregunten cuál fue el inicio de esta tradición. Todo se remonta a antes del siglo XVIII, cuando los antiguos carpinteros de la ciudad se dedicaban, un día al año, a quemar todos los artilugios que ya no utilizaban en sus talleres. 

Taller de carpintería

Esta práctica la llevaban a cabo de la siguiente forma: reunían todas las herramientas en una zona concreta de alguna calle o plaza pública, las apilaban de forma que quedasen recogidas y les prendían fuego. 

El significado del fuego en las Fallas de Valencia

El día que se queman las Fallas siempre es el mismo: el día de la víspera de San José. Esto es así de forma tradicional, desde que eran los carpinteros los que quemaban sus artilugios. 

Desde tiempos remotos, que serían imposibles de calcular con exactitud hoy en día, el ser humano celebraba el cambio de estación con el encendido de hogueras.

Encendido de hoguera

Eran formas primitivas de celebrar la transición, aunque su popularidad fue pasando de generación en generación, hasta que se topó con la Iglesia. Esta sabía que no podría frenar costumbres tan extendidas y populares, por lo que simplemente decidió adaptar las festividades a sus creencias, dedicando las hogueras de primavera a San José. Desde entonces, la cremà de las hogueras se lleva a cabo el día 19 de marzo, vísperas del patrón San José.

¿Qué representan las fallas?

Como hemos dicho, las Fallas empezaron siendo un método que servía a los carpinteros para deshacerse de todas aquellas herramientas que no utilizaban. Sin embargo, con el tiempo, se fueron añadiendo elementos a esta costumbre, hasta llegar a las Fallas que conocemos hoy en día.

En algún momento, se empezaron a añadir figuras que daban más dinamismo a la Falla e incluso la convertían en una escena. Tras esto, cada vez se fue incorporando más sentido a esas escenas, sobre todo con objetivos críticos e irónicos. Hoy en día, las Fallas están orientadas a ofrecer distintas visiones de la sociedad y de la política, criticando aspectos actuales que se considera que deberían ser censurados.

Beneficios personales de quemar las Fallas de Valencia 

Mucha gente no entiende que actualmente estas obras de arte de grandes dimensiones tengan que ser quemadas. ¿Por qué no son conservadas? Hace unos años, se hizo una gran encuesta a las personas valencianas, para que estas pudieran explicar cómo sentían las fiestas y por qué creían que era importante quemar las Fallas. 

La quema de las Fallas de Valencia

Aunque lo racional nos podría llevar a pensar que lo normal sería conservar unas piezas artísticas tan elaboradas, los ciudadanos valencianos tienen muy claro que lo emocional va mucho antes. Es por ello que el mayor porcentaje de respuesta a la pregunta de por qué se queman las fallas, fue el siguiente:

  • Tradición

La mayor parte de las personas entrevistadas, tienen muy claro que las fallas son algo tradicional e incuestionable. Por lo tanto, consideran que el hecho de que se sigan quemando es para ellos un motivo de herencia suficiente como para seguir practicándolo.

  • Espíritu de renovación

Tras el motivo de la tradición, el segundo mayor porcentaje de valencianos coincidió en que quemar las Fallas de Valencia es una forma de renovarse espiritualmente. Muchas personas creen en el fuego como arma de depuración completa, por lo que sienten que esta fiesta les ayuda a renovarse. 

  • Capacidad de desprenderse

El tercer mayor número de respuestas ante la pregunta de la quema de las fallas, se lo lleva el hecho de desprenderse de lo que no se necesita o no se quiere. Para muchos valencianos, las Fallas representan esa fuerza interna que muchas veces se necesita para desprenderse de algo que ya no merece la pena y volver a empezar desde cero.

Restricciones de las Fallas de Valencia 2022

Este año, por primera vez desde el inicio de la pandemia, las Fallas de Valencia se asemejarán a lo que los valencianos recuerdan, ya que las restricciones se verán mucho más relajadas. Si vas a asistir a las Fallas de Valencia 2022, estas son las principales cosas que deberías saber:

  • ¡Vuelven las mascletás!

Estas no tendrán control de aforo. Eso sí, todas las personas deberán llevar sus mascarillas puestas durante esta actividad.

  • Podremos disfrutar de unos buenos buñuelos
Puesto de Buñuelos

La hostelería seguirá las mismas normas que las que ya están implantadas. En los casos de lugares cerrados, estos deberán mantener una correcta ventilación.

  • ¡Habrá conciertos, verbenas y espectáculos!

Las personas podrán volver a disfrutar de actividades multitudinarias, como conciertos, sin control de aforo. Aunque las mascarillas en este tipo de eventos serán obligatorias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.