¿Por qué ponemos los cuernos?

¿Algunas vez has puesto o te han puesto los cuernos? Da igual cual sea la respuesta, estamos seguros de que te interesará leer el artículo ya sea por curiosidad o porque te hayas visto en la situación de que en algún momento tu pareja te haya sido infiel.


Parejas que todos y todas admirábamos y creíamos que eran «perfectas» y sólidas como Brad Pitt y Jennifer Aniston, Britney Spears y Justin Bieber o incluso Justin Bieber y Selena Gómez para los de la generación Z. Pero todas ellas, entre otras cosas, han sido infieles por una o por otra parte. Muchas veces admiramos a parejas desde fuera, pero todas y cada una una de ellas tienen los problemas que cualquier pareja pudiera tener, la diferencia es que no lo vemos ni sabemos porque no suele ser público en ese momento. Acorde con varios estudios realizados como el del Instituto IPSOS en 2014, un 35% de los hombres y el 26% de mujeres reconocen haber sido infiel, algo muy similar a la encuesta realizada por YouGov en 2018, en el que el 36% de hombres y el 27% de mujeres admiten haber sido infieles.

¿Poligamia o monogamia?

Aquí hay varios punto de vista diferentes, si considerásemos que los ser humano es un animal mas, tenemos difícil la opción de considerarnos monógamos por naturaleza, ya que, sólo un 5% de los animales son monógamos. Pero claro, nosotros no somos un animal más ya que nos diferenciamos en mucho, somos racionales, nos culturizamos y de forma general asociamos una relación sexual con lo sentimental. Es por ello que, cuando en una relación una parte es infiel, se produce un sufrimiento por la otra parte. La ciencia todavía no ha sido capaz de definirnos como monógamos o polígamos.

Anuncios

¿Cuándo ponemos los cuernos y con quiénes lo solemos hacer?

Respecto al cuando se pone más los cuernos, aunque cada persona se comporta forma diferente, hay ciertas estadísticas que llegan a una misma conclusión. El estudio publicado en el portal Journal of Sex Research ha hallado cuando es más probable que un miembro de la pareja sea infiel. La investigación determina que entre el sexto y el décimo año de noviazgo o matrimonio.

Pero, ¿con quién se tiende a realizar este tipo de relación esporádicas (o no)? Según un estudio realizado por la compañía australiana Forkit, que ha encuestado a más de 5.000 personas, determina que la gente pone los cuernos con gente cercana que ya conocía. Por este orden; un 23,8% con el amigo de tu pareja, un 22,4% con un compañero del trabajo y un 3,4% con un familiar de tu pareja.

Poner los cuernos causa sufrimiento, entonces ¿por qué lo hacemos?

Para esta pregunta no existe una respuesta única, ya que, dependerá de la situación de cada persona. Aunque no podamos establecer una única respuesta al porque las personas llegan a ser infieles a sus parejas. Según Pepper Schwartz, profesora de sociología en la Universidad de Washington, hay dos categorías principales que «justifican» la infidelidad en sus relaciones. Los expertos en sexología coinciden en aplicar la primera categoría a las personas que llevan mucho tiempo juntas, se aburren, necesitan la emoción de sentir algo nuevo y no son particularmente felices con su vida sexual, “aunque el sexo no sea tan malo”, incide Schwartz. La segunda categoría se asocia a parejas que son más mayores que anhelan a sus parejas de forma emocional o física, no se plantean separarse de ellas pero sí les llama la atención un romance romántico o no perder la oportunidad de experimentar algo nuevo.

Es una realidad que ser infiel no es justificable y tampoco es un buen acto, ya que conlleva el engaño a la confianza que la otra persona ha depositado en ti. ¿Crees que la infidelidad se puede evitar? ¿Crees que estamos hechos para ser monógamos? ¡Os leemos en comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.