Física o química: ¿es suficiente con un reencuentro?

Durante las dos últimas semanas se han emitido dos capítulos que relatan la vida de los alumnos del Zurbarán 10 años después del final de la serie. Un reencuentro muy esperado por parte de los fans, que han vuelto a revivir amoríos y traiciones desde otra perspectiva: desde la de los 30.


Mismos problemas, pero con distinto enfoque

La miniserie ha tenido que adaptarse al nuevo comportamiento de sus personajes que, si bien siguen teniendo el amor como objeto principal, su visión del mismo ha cambiado con el tiempo.

Los personajes han avanzado (bueno… casi todos) y han ido desarrollando sus talentos, profesiones y ambiciones. Esto hace que el público haya logrado conectar con ellos, de la misma forma que lo hicieron con esos niños de instituto que fumaban en los aseos y hacían fiestas nada convencionales.

Anuncios

De las risas al llanto

La miniserie nos lleva por distintos estados emocionales: desde la carcajada, por la sucesión de situaciones absurdas generadas por sus personajes, hasta la añoranza, la melancolía o la tristeza.

Los protagonistas siguen manteniendo esa personalidad que les caracterizaba, pero con diferenciaciones de mejora personal y social. Como por ejemplo, los valores derivados de la búsqueda de uno mismo, el amor propio, el desinterés o la ruptura de cánones establecidos.

El público pide más

Si algo está claro, es que para el público no es suficiente con dos capítulos de reencuentro y que quiere respuestas a muchas más tramas:

https://twitter.com/ccabano_/status/1345637444805341186

En referencia al anterior tweet, la actriz Angy Fernández salía en Twitter con el siguiente mensaje: «El día 10 de enero igual tenéis sorpresa…» ¿A qué se referirá la cantante? ¿Un nuevo capítulo? ¿Alguna escena suelta?

¡Lo que sí que está claro es que cualquier contenido audiovisual será bien recibido por los fans de la serie! 🙂


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.