Cómo viajaremos después de la Pandemia

Han cambiado muchas cosas con la llegada de la Pandemia, y la forma en la que viajaremos es una de las cuestiones que más incertidumbre conlleva

¿Disfrutaremos del turismo como lo hemos hecho hasta ahora? ¿Se continuará con las medidas de higiene por parte de hoteles y restaurantes? ¿Qué cosas cambiarán? ¿Cómo viajaremos después de la Pandemia? Son algunas de las dudas que más se preguntan los amantes de viajar y descubrir lugares y costumbres. Pero hay una buena noticia para ellos, aunque la Pandemia va a cambiar muchas cosas, ¡no es el fin de la aventura!

Viajaremos a sitios, pero cambiando nuestro comportamiento

Uno de los aspectos que más propiciará el cambio en la forma de hacer turismo durante los próximos años, será el desarrollo de una diferente percepción social acerca de la manera de vivir y de relacionarnos.

Sin duda, algunos de los hábitos sanitarios que se han adquirido durante la Pandemia, serán difíciles de eliminar. La mayor parte de la sociedad ya se ha acostumbrado a echarse gel cada vez que toca algo, a escoger espacios abiertos en vez de cerrados o a hablar manteniendo una cierta distancia con la otra persona.

Anuncios


Un reto para la adaptabilidad del sector servicios

¿Cuánto tiempo van a durar estas costumbres una vez termine todo esto? Todo nos lleva a pensar que aspectos como la higiene o las aglomeraciones de gente, serán factores que las personas evaluarán detenidamente antes de embarcarse en un nuevo viaje. Todo ello con la herencia de un miedo que no sabemos cuánto tardará en desaparecer.

Esto supone un reto para los sectores turísticos, como pueden ser los hoteles, los bares y restaurantes, o los sitios de ocio público, como cines o teatros. Tendrán que seguir trabajando para consolidarse como lugares «seguros», que generen sensación de tranquilidad en los turistas.


Nos desplazaremos a sitios próximos

Lo más probable es que, al menos a corto-medio plazo, la gente prefiera disfrutar de sus vacaciones dentro de sus países, a poder ser utilizando sus propios vehículos, para evitar la exposición directa con grandes cantidades de personas.

Otro de los factores por los que escogeremos distancias cortas y nacionales, serán derivados de la posible recesión económica que seguramente suponga esta crisis sanitaria. Esto perjudicará de forma directa al sector servicios, al que hacíamos alusión anteriormente, aunque posiblemente influya en una mayor demanda de seguros de viaje.

En definitiva, el coronavirus cambiará nuestra forma de planear los viajes, también incrementará nuestro cuidado por la higiene, pero no alterará la manera de disfrutar de la experiencia. Cada vez queda menos, ¿tienes ganas de volver a viajar? 🙂


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.