¿Cómo detectar un TCA?

Un Trastorno de la Conducta Alimentaria (TCA) es un trastorno psicológico que conlleva una alteración de la conducta alimentaria. Los más conocidos son la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón.


¿Sabías que 1 de cada 5 adolescentes está en riesgo de desarrollar un TCA?

Se trata de un trastorno que afecta a personas que no cuentan con las herramientas necesarias como para poder controlar o gestionar situaciones que les sobrepasan, por lo que suele estar relacionado con la adolescencia, aunque no siempre es así.

Tan solo 1 de cada 10 personas con TCA se corresponde con hombres.

Anuncios

Una de las razones para esta descompensación, se podría deber a que exista más dificultad para reconocer los TCA en las personas de género masculino, ya que la generalización acerca de que «es una enfermedad más de mujeres» puede hacer que muchos hombres tengan más dificultades a la hora de solicitar ayuda o reconocer su problema.

Algunos aspectos emocionales a los que hay que prestar especial atención para detectar un caso de TCA:

  • Cambios de humor.
  • Menor concentración.
  • Baja autoestima.
  • Aislamiento social.
  • Menor expresión emocional.
  • Desarrollo de miedos y ansiedad.
  • Mayor cansancio.

Algunos aspectos de imagen a los que hay que prestar especial atención para detectar un caso de TCA:

  • Pérdida de peso o cambios repentinos del mismo.
  • Interés obsesivo por el peso.
  • Miedo al sobrepeso.
  • Comentarios negativos acerca de su propia imagen.
  • Comparación constante con la imagen de otras personas.

Algunos aspectos de la alimentación a los que hay que prestar especial atención para detectar un caso de TCA:

  • Seguimiento de una nueva dieta.
  • Interés por las dietas de otras personas.
  • Susceptibilidad frente a comentarios ajenos acerca de su dieta.
  • Utiliza mecanismos extraños para comer, como cortar demasiado la comida, esconder parte de ella, cortar la grasa o escoger el orden de los alimentos.
  • Consumo de tabaco y bebidas o alimentos light, que pueden servir para controlar el hambre.
  • Mucha ingesta de agua.
  • Aparición de restos de comida en su habitación.

A continuación te recomendamos algunas guías relacionadas con las TCA:

Bulimia nerviosa: guía para familiares.

«El contenido de esta obra es el resultado de muchos años de trabajo con familias de pacientes con bulimia nerviosa. En ella las autoras pretenden dar respuesta a tus necesidades como familiar y capacitarte para un mejor cuidado de quien padece el trastorno.»

Trastornos alimentarios: guías de psicoeducación y autoayuda.

«Este manual presenta dos guías. La primera, guía de psicoeducación, ofrece a los profesionales de la salud pautas y estrategias para aplicar en sesiones psicoeducativas grupales con pacientes que sufran este tipo de alteraciones. La segunda, guía de autoayuda, incluye información que sin duda ayudará a las jóvenes con problemas de conducta alimentaria y a sus familias a reflexionar sobre su trastorno, a entender su enfermedad y a normalizar sus hábitos alimentarios.»

Convivir con los Trastornos de la Conducta Alimentaria: anorexia, bulimia y trastorno por atracones.

«Trata de dar respuesta de forma rápida y breve a aquellas preguntas que toda persona afectada por la enfermedad, de forma directa o indirecta, puede hacerse. La obra ofrece información sobre los factores implicados en la génesis de los trastornos de la conducta alimentaria, la evolución y los tratamientos disponibles.»


Fuente del artículo: Fundación FITA (Para la prevención, sensibilización y mejora de la salud y bienestar de las personas que presentan problemáticas asociadas a la salud mental y a sus familias)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.