Analizamos a las parejas de “La isla de las tentaciones 3”

Si ves tu relación reflejada en alguna de las parejas de la isla, toma nota y actúa.

Lucía y Manuel: sus comportamientos

Punto de partida: 

Manuel en el pasado le fue infiel a Lucía, ella le perdonó y él luce muy arrepentido y agradecido. Lucía sigue teniendo un poco de rencor y desconfianza. Manuel cuenta que en el pasado fue muy mujeriego pero que cuando conoció a Lucía, ella era diferente a las demás y se dio a la buena vida. Lucía le perdonó, pero el suceso condiciona su actitud y se la puede ver muy tensa, desconfiada y controladora en la isla.

Crisis:

Anuncios

Manuel no es el mismo cuando está con Lucía que cuando está con otras personas. Si cambias tu comportamiento y tu forma de ser cuando tu pareja está delante, es una señal de que algo no funciona. Cuando tienes que cambiar tu forma de ser, tu manera de mostrarte o tus gustos y opiniones, algo va muy mal. No hay comunicación. Lucía dice “Quiero ver si se porta bien cuando yo no estoy delante”, esto demuestra que Manuel se condiciona por la presencia de ella.

A final de cuentas, el comportamiento de Manuel no es natural y transparente. Además, Manuel se muestra débil y postrado hacia su novia por sus errores pasados pero, sin embargo, después confiesa que tiene muchas ganas de estar sin ella porque es “celosa”, cuando lo que realmente le ocurre a Lucía es que ha perdido la confianza.

¿Por qué le ha sido infiel Manuel a Lucía en la isla? 

A Manuel le ha gustado siempre ir de flor en flor y estaba constantemente reprimiéndose, martilizándose y culpabilizándose por tener esos pensamientos y esas necesidades estando con Lucía. Por eso mismo, no paraba de llorar y de decir que él era el malo. Aquí ocurre una “formación reactiva” que significa que tras reprimir un deseo perturbador, el inconsciente nos juega una mala pasada y provoca que hagamos justo lo que estábamos evitando para descargar toda esa tensión retenida. Justo lo que hace Manuel siéndole infiel a Lucía x2 con Fiama y con Stefany. 

Lara y Hugo: sus actitudes en la isla

Punto de partida: 

Hugo rompe con Lara en el último año 5 veces tras sufrir agobios. Pasado un tiempo la vuelve a buscar con tranquilidad, sabe perfectamente que Lara va a volver con él. Ni está con ella ni deja que se marche. Él es el que tiene el poder en la relación. Su personalidad es narcisista, egocéntrica y conflictiva: le gustan los celos y el pique de pareja. Tras las idas y venidas a Lara se la ve desgastada, apagada y desconfiada. Hugo tiene mucho ego, se gusta mucho a sí mismo y dice ser muy independiente. Únicamente se siente amenazado cuando siente que puede perder a Lara. 

Crisis:

Las rupturas pasadas demuestran que Hugo no ha tenido empatía y respeto hacia Lara, ya que las personas no somos objetos que obtienes por capricho cuando se te activan carencias, un ser humano tiene necesidades de autoestima y confianza y dichas rupturas causan ansiedad e inseguridad. Lara tiene el mecanismo de defensa de “la negación”, sabe que algo no está bien pero como no le gusta esa idea decide no prestarle atención y no procesarlo. Lara está eclipsada en la sombra de la relación y así lo demuestra su lenguaje no verbal.

Sin embargo, Hugo parece haberse dado cuenta de sus errores y se muestra muy dolido y arrepentido. Parece estar en deuda con Lara, y por ello rompe a llorar y se emociona en varias ocasiones. En definitiva, ambos se están respetando y por el momento no han sobrepasado los límites impuestos, dándonos una pequeña esperanza de que puedan salir de la isla de la mano.

Marina y Jesús: sus acciones

Punto de partida: 

Marina en el pasado empezó a tener un contacto bastante emocional con un chico, traicionando así la confianza de Jesús. Marina es una chica segura de sí misma, independiente, valiente, con carácter y que se quiere mucho a sí misma, pero ella dice estar aburrida en la relación. Dice que le gustaría recuperar la magia y el interés en él tras ver que puede perderlo. Jesús, sin embargo, tiene tal nivel de conformidad y aceptación por ella que no reacciona ante estos comentarios, tiene una actitud sumisa ante ella. 

Crisis:

Marina sabe que haga lo que haga o diga lo que diga, Jesús va a estar ahí. Comenta en alguna ocasión que rompieron la relación en varias ocasiones pero que Jesús siempre volvía a ella. Ella no tiene miedo alguno del comportamiento de él y lo trata como a un niño. Marina es una chica muy presumida y le encanta gustar, seducir, que le cortejen y flirtear. En definitiva, se encuentran en situaciones sentimentales un poco distintas. 

¿Por qué le ha sido infiel Marina a Jesús en la isla? 

Marina parece estar con Jesús por costumbre, por lástima y por miedo a hacerle daño. No valora la figura de Jesús como pareja. Está aburrida de una relación fácil porque su concepto de las relaciones no es del todo sano. Cuando una persona está completamente en paz, feliz y en armonía consigo misma no tiene la necesidad de estar constantemente conquistando y siendo admirada y tampoco tiene la necesidad de estar en una relación inestable y que le ponga a prueba. Pero Lobo le da lo que ella necesita en ese momento y por eso mismo cae en la tentación.

¿Por qué le ha sido infiel Jesús a Marina en la isla? 

Jesús intenta convencerse de que sus actos no son por despecho sino que desde el comienzo le gustaba Stefany, pero realmente no es así. Marina decepciona a Jesús y para reparar el daño, emocionalmente necesita cubrir ese despecho y necesita sentirse como el dominante con Stefany. De esta manera comienza con un juego y llega a decirle a ella “Convénceme de que yo te gustaba desde el comienzo”. Así continúa convenciéndose de que no es un segundo plato (tras haber visto a Stefany con Manuel) y comienza a manipularla. Todo para sanar las heridas que le ha causado Marina en la isla.

Diego y Lola: sus comportamientos

Punto de partida: 

Lola se muestra como una chica frágil emocionalmente. Dice que lo que más necesita de Diego es que la cuide y la proteja. Necesita emocionalmente algo más de lo que Diego es capaz de darle. Muestra un apego “ansioso dependiente” y Diego muestra un apego “evitativo”. Él dice en varias ocasiones que él no es sensible, cariñoso y abierto y eso causa que Lola no se sienta totalmente atendida y cuidada. 

Crisis:

Lola se muestra insegura, celosa y Diego actúa a escondidas de ella. Diego muestra un comportamiento cobarde y no le dice ciertas cosas a Lola para que ella no se enfade, pero al final las cosas se acaban sabiendo. El hecho de que tú moldees tu comportamiento y actúes a escondidas aumenta la desconfianza y finalmente esto acaba convirtiéndose en un bucle y ésto es precisamente lo que les sucede a ellos.

¿Por qué le ha sido infiel Lola a Diego en la isla?

Lola es una chica que por su forma de ser necesita de un novio que esté muy implicado en ella. Sin embargo, como el mismo Diego dice “No es cariñoso, no es abierto, no muestra sus sentimientos y es introvertido”. Ésto no significa que no quiera a Lola sino que tienen diferentes lenguajes del amor, no están coordinadas sus maneras de entender el amor, de expresarlo y de percibirlo o detectarlo. Lola se siente sola y abandonada en su relación por lo que tiene muchas carencias afectivas. En ese momento Simon aparece y comienza a hacer que ella reflexiones sobre su relación para que se de cuenta de que no era feliz con Diego, cayendo así en la tentación con él. Después se arrepiente y dice querer a Diego y le promete demostrarle que no va a volver a caer pero, sin embargo, vuelve a caer con Carlos de nuevo. 

Lola tiene una personalidad “histriónica” que se caracteriza por tener una gran necesidad de atención y por tener una elevada inestabilidad emocional. Son personas que tienen una baja autoestima y que tienen una muy mala gestión de sus emociones y tienden a dramatizarlas. Las dramatizan tanto en el sentido de cómo las sienten como en el sentido de cómo las expresan. Es decir, intensifican tanto las emociones negativas como las emociones positivas de forma inconsciente. Por eso sentimos que sus comportamientos son un poco dramáticos y teatrales, pero realmente ellos lo perciben así.

¿Por qué le ha sido infiel Diego a Lola en la isla?

Con Diego vemos algo parecido a lo que ocurría con Jesús. Diego no quiere mostrar sus emociones y no quiere que se le vea sufrir, por ello comienza a desinhibirse con Carla. Lola decepciona a Diego y para reparar el daño, emocionalmente necesita cubrir ese despecho y comienza a besarse con Carla. Todo para sanar las heridas que le ha causado Lola. Sin embargo, cuando ve a Lola afectada y arrepentida Carla ya no es nada para él y dice que quiere arreglarlo con Lola, lo que demuestra que su infidelidad es por rencor y es una fachada.

Raúl y Claudia: sus actitudes en la isla

Punto de partida: 

Claudia y Raúl tienen una pequeña historia pasada que les ha marcado en cierto modo. Tienen una pequeña diferencia de expectativas y necesidades. En el pasado ambos tenían una relación abierta pero en determinado momento Claudia se da cuenta de que no es agradable para ella y le planta un ultimátum a Raúl.  

Crisis:

Ella se queda con el recuerdo de que a él no le molestaba que ella estuviese con otros chicos y a ella sí, por lo que Claudia comienza a tener miedo de que él desee tener contacto físico con otras chicas cuando ella no siente esa necesidad. Por ello, le gusta ver como Raúl muestra pequeños celos ya que esa actitud le hace pensar que realmente ella le importa. Esto denota una gran desconfianza hacia Raúl por parte de Claudia. Sin embargo, ambos se están respetando y por el momento no han sobrepasado los límites impuestos, dándonos una pequeña esperanza de que puedan salir de la isla de las tentaciones de la mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.